5 mascotas que arriesgaron sus vidas para salvar la de su dueño.

Todos sabemos que lo animales domésticos con el tiempo nos van adquiriendo cariño dependiendo del amor con el que tratemos al mismo. Es por ello es que debemos tratar nuestros animales domésticos con mucho amor y respeto.

En el día de hoy te vamos a mostrar 5 razones de animales que salvaron la vida de su dueño. Es por esta razón de que debemos tratar nuestros animales con mucho respeto cariño y anhelo.  Muchas de las personas del mundo les tienen desprecio a los animales y esto debe ser un error ya que si le damos amor es mucho más bueno.

Lulu, la cerdita

Joann Altsman es el dueño de Lulu. Un día el paro cardíaco y Lulu se percató de esto e inmediatamente salió a la calle en busca de alguien que le prestara atención. Lugo de correr y hacer un poco de alboroto; ella pudo conseguir que un hombre le prestara atención y la siguiera. Joann pudo salvarse gracias a la rápida reacción de su cerdita.

Toby y sus primeros auxilios

Debbie Parkhurts es la dueña de toby; un precioso Golden Retriever. Un día Debbie se estaba comiendo una manzana y empezó a ahogarse. Ella se golpeaba el pecho pero no lograba respirar correctamente. Toby, al notar esto; saltó sobre ella hasta que Debbie expulsó el pedazo de manzana; salvando así su vida.

Mandy

Noel Osborne es un granjero. Él tuvo un pequeño accidente; en el cual el calló sobre el estiércol rompiéndose la cadera; lo peor de todo era que estaba muy lejos como para pedir ayuda. Mandy, al ver que Noel terminó herido; se quedo con él por 5 días. Durante las noches ella se acostaba a su lado para brindarle calor y lo dejaba tomar de su leche.

Lefty, el guardaespalda

Una noche cuatro ladrones intentaron entrar a la casa de la familia de Lefty. Unl de los ladrones, sin pensarlo; le disparó al hombre de la casa; sin embargo, el tiro nunca llegó. Y es que Lefty se abalanzó sobre su dueño salvándose; sin embargo, Lefty terminó con graves heridas que provocaron que le amputaran una pierna.

Willie

Hannah es una maqueta niña de dos años que vive junto con sus padres y su loro; Willie. Un día Hannah se empezó a ahogar y Willie al notar esto comenzó a hacer mucho ruido. Él empezó a agitar sus alas y gritar ¡MAMÁ BEBÉ! Esto alertó a los padres de Hannah; los cuales llegaron rápidamente pudiendo salvar a la niña de ahogarse.